Las que se quedan

Las mujeres senegalesas luchan por mantener el día a día en sus comunidades después de que sus hijos o maridos hayan migrado a Europa.